Categoría

marketing

Euronics ha puesto todo su potencial creativo al servicio de una buena causa. A través de la campaña La nevera azul, la filial española de la principal cadena de electrodomésticos de Europa recogerá alimentos a través de toda su red de establecimientos y recaudará donaciones económicas a través de la plataforma online www.laneveraazul.com.

Dichas donaciones se destinarán a los más necesitados a través de la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), una asociación sin ánimo de lucro creada en 1996 que agrupa a 56 Bancos de Alimentos en toda la geografía nacional.

Los Bancos de Alimentos son entidades reconocidas oficialmente que funcionan gracias a la colaboración desinteresada de voluntarios, que aportan con entusiasmo y profesionalidad, su tiempo, experiencia y capacidades. La red de voluntarios está compuesta, en la actualidad, por más de 2.700 personas habituales, en su mayoría exprofesionales jubilados o prejubilados que colaboran habitualmente con FESBAL.  En momentos puntuales, como en el transcurso de la “Gran Recogida Nacional de Alimentos” se logra movilizar a más de 120.000 voluntarios.

La operativa de los Bancos de Alimentos sigue el siguiente esquema:

Aunque las donaciones de alimentos suelen proceder de particulares, así como de operaciones especiales que se organizan periódicamente en tiendas y grandes superficies, la principal fuente de aportaciones es a través de convenios que se firman con diferentes organizaciones, tanto públicas como privadas, y especialmente, con empresas.

Este es el caso de la campaña solidaria La nevera azul que Euronics pone en marcha a finales de junio a nivel nacional.

Las personas interesadas en colaborar podrán entregar en cualquiera de las más de 700 tiendas Euronics alimentos no perecederos, que desde la Federación Española de Banco de Alimentos se harán llegar, a través de diferentes centros asistenciales, a las familias que lo necesiten. Otra vía de colaboración es la donación de cuantías económicas a través de la web www.laneveraazul.com. Todo lo recaudado se donará íntegramente.

El procedimiento para colaborar en esta campaña de marketing social de 360º es muy sencillo y combina todos los mecanismos online y offline que Euronics pone habitualmente a disposición de sus clientes:

  • Offline: Consiste en llevar los alimentos a la tienda Euronics más próxima en la que haya distintivos que indiquen su participación en la campaña. Para ello, se han preparado diferentes materiales de comunicación (display, folletos informativos, cartelería aérea, cartelería escaparate, espacio en todos los folletos promocionales, etc.).
  • Online: En la web laneveraazul.com se ha habilitado la posibilidad de realizar donaciones por un importe preestablecido de 5 € , 10 €, o 20 € o una donación de un importe superior. Además, Euronics pondrá a disposición de esta campaña su propia tienda online (www.euronics.es), así como sus perfiles en las redes sociales en las que la cadena participa activamente.

A nivel de marketing, Euronics ha realizado una importante innovación en el soporte diseñado para comunicar la campaña en el punto de venta físico. Se trata de una frigorífico de cartón de tamaño real, decorado con los distintivos corporativos de la cadena y con un dispensador de folletos informativos. Dicho soporte promocional convivirá en el lineal de frigoríficos con aparatos de verdad.

El objetivo es llamar la atención a quienes visiten el establecimiento y apelar a su solidaridad para participar activamente en la acción solidaria.

La nevera azul es un elemento que aspira a ser un símbolo de solidaridad con los más necesitados de nuestra sociedad y cuyo objetivo es perdurar en el tiempo como una línea solidaria continua. Una gran labor social en manos de todos.

La campaña también dedica especial atención a las marcas de electrodomésticos y productos tecnológicos que la cadena Euronics comercializa en sus establecimientos. Por ello, ha habilitado un espacio para patrocinadores con ventajas especiales para todos los proveedores que realicen aportaciones especiales a la Federación Española de Bancos de Alimentos a través de La nevera azul.

Euronics lleva a cabo esta acción solidaria con un objetivo claro, alinear a todos los integrantes del ecosistema en el que opera la cadena en nuestro país (fabricantes, distribuidores, retailers, empleados y consumidores) en torno a un objetivo común, llenar una “gran nevera azul” de alimentos para que lleguen a quienes más lo necesitan.

En un rincón, el comprador superhéroe

Según un reciente estudio de Nielsen, el 60% de los españoles son ya consumidores superhéroes o total consumers. Esto quiere decir que se han convertido en consumidores que son capaces de volar desde la tienda de su barrio al hipermercado de la periferia, pasando por las principales calles comerciales de su ciudad. A veces lo hacen desplazándose físicamente y, en otras ocasiones, lo hacen desde casa, aprovechando todos los superpoderes que les brindan las nuevas tecnologías que conectan con internet como tablets, teléfonos móviles, medios de pago, click&collect, etc. Y además, estos superhéroes son capaces de estar presencialmente en una tienda mientras están comparando precios o comprando a través de su móvil en una tienda de la competencia. Son expertos en gestionar micromomentos. Es la generación de compradores más preparada e informada de la historia.

Comprar, hoy en día, exige reunir las más altas capacidades para concluir el proceso con la mayor eficiencia en el menor tiempo posible para podernos dedicar a aquellas actividades que nos divierten, nos entretienen o, simplemente, nos resultan agradables.

En el otro rincón, el vendedor

En la otra esquina se sitúa el vendedor, que aunque empieza a recuperarse de los efectos de la crisis, ve, con gran perplejidad, la velocidad con la que el consumidor está evolucionando y exigiendo nuevas formas de interactuar con sus marcas de confianza. El cliente quiere acceder a toda la información de los productos y servicios que el vendedor ofrece, comprar en la tienda física y en la eStore, indistintamente, comunicarse a través de las redes sociales, quiere encontrar marcas a la altura de los tiempos que vivimos, porque en caso contrario, acaba descartándolas de su lista de preferencias.

Cada nueva aplicación, tecnología o servicio asociado a una innovación supone un nuevo golpe castigador que incrementa la desorientación y el aturdimiento del retailer. Son tiempos de cambio, tiempos de evolución en el retail. Quien se adapta, sobrevive, y puede seguir luchando. Sin embargo, quien no lo hace, cae sobre la lona y desaparece.

Paradójicamente, muchos vendedores cuando cierran su negocio se transforman en compradores superhéroes que tienen los mismos superpoderes que el resto de total consumers. La cuestión es, si ya conocen el valor que tienen, por qué no los aplican a su establecimiento inmediatamente. Excusas, excusas y más excusas.

En estas evolución darwinista del retail solo sobrevivirán aquellas marcas y retailers que sepan ofrecer al consumidor flexibilidad de compra omnicanal y espectáculo en el punto de venta.

 

El combate

El “combate” empieza mucho antes de que comprador y vendedor se hayan visto las caras. Lo hace en el preciso momento en el que el consumidor se plantea la posibilidad de adquirir un producto o servicio. A partir de ese momento se inicia un viaje que va a determinar la experiencia de compra del cliente. Es el customer journey o viaje del cliente.

Este viaje que tradicionalmente se producía por caminos y paisajes más sencillos, se ha visto alterado por la irrupción de las nuevas tecnologías, lo que ha provocado que existan muchas más opciones, y sobretodo, más destinos.

El customer journey es una poderosa herramienta de marketing que ayuda a gestionar la experiencia de cliente o interpretación emocional que describe como se siente cuando interactúa con el vendedor o con los medios que éste pone a su disposición para poder disfrutar de los productos y servicios que ofrece.

Si queremos crear una experiencia de cliente excelente, deberemos conocer a la perfección el mapa por el que se va a mover el consumidor para, de este modo, poder influir positivamente en cada punto de contacto entre empresa y consumidor.

Así, por ejemplo, si somos una agencia de viajes, crearemos un diagrama en el que se sitúen todas las etapas que conforman un viaje (preparación, tramitación, salida, viaje, destino y regreso, por ejemplo).

En cada etapa, deben identificarse los puntos de contacto y prever cómo se puede sentir el cliente al atravesar esa parte de su trayecto. Son los momentos críticos que pueden generar experiencias positivas o negativas.

El Customer Journey Map es un ejercicio de empatía que nos ayudará a comprender como es la experiencia del cliente en la situación actual y cómo debería ser con las modificaciones que introduzcamos en cada fase del proceso para anticiparnos a posibles problemas que puedan provocar frustración o para incorporar servicios o soluciones que incrementen la satisfacción.

Una vez mapeados todos los touchpoints o puntos de contacto, la interpretación del mapa, en clave de emociones, permitirá a la empresa implementar una batería de acciones que incrementen el valor aportado a sus clientes. De este modo, se alinean perfectamente necesidades y soluciones en forma de producto y servicio.

Gestionar la experiencia de cliente proporciona una ventaja competitiva a la empresa, dado que va a ser capaz de medir, entender, diseñar y optimizar interacciones con el cliente para influir sobre sus percepciones, buscando su satisfacción y fidelidad.

En eso consiste el marketing de experiencias o marketing emocional, que permite conectar con el cliente a través de vivencias personalizadas que generan emociones de bienestar, placer y felicidad, y en consecuencia, una conexión con la marca.

Un ejemplo. La empresa de viajes PANGEA The Travel Store, “la tienda de viajes más grande del mundo”, ha entendido muy bien este concepto y ha desarrollado un modelo de negocio que da respuesta a todas esas interacciones con el cliente, tanto en online como en offline, siendo la única agencia de viajes omnicanal, con tienda física y digital multidispositivo (web, tablet y móvil) integrados en todo el ciclo de vida del viajero.

Sobre el mapa que hemos diseñado para el producto “viajes”, la agencia ha desplegado un conjunto de soluciones que permiten interactuar permanentemente con el cliente, dando lugar a puntos de contacto positivos.

Su modelo de negocio da una respuesta eficiente a las necesidades de sus clientes en cada una de las etapas en las que se divide un viaje:

El diseño de su tienda física, situada en una céntrica zona comercial de Madrid, y todos sus medios online están perfectamente alineados para ofrecer una experiencia superior a los clientes. Además, cuenta con un excelente equipo de expertos que son fieles a los compromisos que la empresa adquiere con sus clientes sólo atravesar la entrada física o el portal virtual. Estos compromisos son:

  1. Solo comercializamos aquello que hemos probado. Nuestros asesores son expertos y ya han estado allí.
  2. El único recuerdo que no debería quedarte de un viaje es el precio. Te aseguramos el precio mínimo garantizado.
  3. Tú no eres uno más, tú eres tú. Tú eliges, tú personalizas tu experiencia, tú compras, tú disfrutas.
  4. Contigo: antes, durante y después del viaje. Nunca te dejaremos solo.
  5. Solo te recomendamos lo que mejor se adapta a ti. No buscamos venderte, buscamos tu satisfacción.
  6. Si no encuentras lo que sueñas, nosotros lo conseguimos. Pídenos la Luna, nos encantan los desafíos.
  7. Tu opinión nos importa. La experiencia de nuestros clientes, es nuestra principal fuente de inspiración.
  8. Nuestro conocimiento es tuyo. Gratis para ti: Agenda cultural, exposiciones, charlas, talleres…
  9. Tecnología, sencilla y útil. A cualquier hora y en cualquier lugar.Podrás vivir tu viaje antes de hacerlo.
  10. Pasión por tu viaje. Cada uno de nosotros viviremos tu viaje como si fuera nuestro.

 

El vencedor del combate

Lo importante no es que comprador y vendedor se enzarcen en una pelea sobre el ring, sino que se reten mutuamente a exigir/proporcionar experiencias memorables en un escenario omnicanal.

El efecto para la empresa no podrá ser más beneficioso, ya que un cliente satisfecho cuenta su experiencia a sus conocidos a través de redes sociales, en conversaciones, blogs, chats, teléfono o, simplemente, en sus quedadas de toda la vida.

Provocar el efecto WOW significa sorprender a los clientes, incidir sobre la emoción de éstos y dar paso a una experiencia única que permanezca en su recuerdo como un momento de felicidad asociado a la marca.

Este efecto WOW también incide positivamente sobre el equipo humano de la empresa. La preparación de cada experiencia representa una oportunidad única para situar a los clientes en el centro de la estrategia y que todo el equipo pueda empatizar con él en la preparación de esos momentos únicos y sorprendentes.

En definitiva, la experiencia de cliente es el win-win-win entre empresa, cliente y empleado. Todos ganan, todos se sienten satisfechos de haber interactuado y, lo más importante, todos están deseando volver a repetir el encuentro.

Clientes para siempre.

La centenaria empresa aragonesa Cervezas Ambar está rejuveneciendo su imagen para lanzarse a una aventura histórica en la compañía, incrementar su presencia y su participación en el mercado nacional.

Desde su creación en 1900 esta empresa cervecera sigue en constante evolución, manteniendo su carácter independiente y su espíritu de empresa familiar. Elabora la cerveza en las mismas instalaciones de siempre, ubicadas en una zona céntrica de Zaragoza, donde  mantiene los procesos artesanales del siglo XX, como  una maltería  propia y la única sala de fermentación de tinos abiertos que existe en la actualidad en nuestro país.

En la actualidad, la empresa produce 15  variedades de cerveza, lo que la convierte en la fábrica con mayor número de especialidades. Destacan productos como Ambar 1900, única de alta fermentación en el país; Ambar Negra, elaborada con caña de azúcar; Sputnik, aromatizada con vodka; o Radler, con zumo de limón, posicionada en el segmento premium de su categoría. Además, fue la primera empresa en fabricar cerveza sin alcohol en España y una de las pioneras en la elaboración de cerveza sin gluten, que en su variedad sin alcohol se convirtió en pionera mundial.

Una prueba inequívoca de la calidad de los productos Ambar es el reconocimiento internacional obtenido en 2016, al ser galardonada con cuatro distinciones en los World Beer Awards y con dos medallas de oro en los World Beer Challenge.

Invertir para seguir creciendo

Aunque Cervezas Ambar es líder del mercado aragonés con un 50% de cuota y exporta a más de 20 países, entre ellos Estados Unidos, Japón, Australia o Reino Unido, sigue teniendo una asignatura pendiente, incrementar su cuota de mercado en España.

Por eso, hace algunos meses, la compañía puso en marcha un plan de inversiones a cuatro años con una provisión de cien millones de euros para alcanzar los siguientes objetivos:

  • duplicar su participación en el mercado nacional, pasando del 2% actual al 4%;
  • ampliar la producción desde los 70 millones de litros de cerveza hasta los 200 millones de litros;
  • incrementar las exportaciones a mercados internacionales, pasando del 3,7% de la producción al 7%;
  • y proporcionar empleo a más de 1.000 profesionales, plantilla que desde hace unos años mantiene un incremento constante.

Parte de la inversión va destinada a optimizar la capacidad productiva de la empresa y a automatizar procesos internos. El resto tiene como destino la renovación de la imagen corporativa y la implementación de acciones de marketing.

En este punto se enmarcan las recientes acciones desarrolladas por la compañía en los últimos días.

Nueva imagen: Más blanco, menos rojo, igual de Ambar

Este mes de enero, Ambar ha renovado la imagen de sus productos emblemáticos, Ambar Especial, Ambar 0,0, la gama de cervezas sin gluten y Ambar Original, que ha pasado a denominarse Ambar Clásica.

El nuevo diseño concierne a las etiquetas, que han pasado de los tradicionales colores rojo y dorado a incorporar una destacada presencia del color blanco. De este modo se pretende modernizar la imagen sin perder la esencia de la marca, destacando el posicionamiento de cerveceros independientes y la calidad del producto.

Las etiquetas mantienen el icono, recuperado de documentos históricos de la empresa, e introducido en el anterior restyling de algunos productos, hace apenas dos años. Se trata de un triángulo dorado que refleja el año de fundación en su interior y la firma del primer maestro cervecero alemán Charles Schlaffer. Este símbolo se conjuga como sello de garantía y también como elemento de identidad, pues simboliza los tres elementos básicos utilizados en la elaboración del producto, agua, malta y lúpulo, y las tres provincias que conforman Aragón.

El nuevo diseño ha sido realizado por el estudio Enric Aguilera Asociados, expertos en proyectos de branding y packaging, y reconocidos por los festivales y concursos de diseño más importantes de nivel internacional, como el León de Cannes, el New York Festival, el Art Directors Club o los Laus Awards.

Esto tiene una explicación

El cambio de identidad va acompañado de una campaña de comunicación que bajo el claim “Esto tiene una explicación”, tiene como objetivo aclarar al consumidor habitual de la marca, de una forma directa que, aunque el diseño es distinto, más blanco y menos rojo, el producto es el mismo, nada ha cambiado en la composición del producto ni en sus cualidades organolépticas. Los mensajes que ilustran la campaña en diferentes soportes publicitarios deja claro que todo sigue igual: “Más blanco, menos rojo, igual de Ambar” o “Llevas toda la vida bebiendo esta cerveza”.

Pero, por otra parte, la compañía quiere transmitir a sus leales consumidores, de una forma indirecta, que este cambio de imagen era imprescindible para adaptarse a la transformación del mercado cervecero, cada vez más exigente para las empresas que en el operan. Así mismo, hace constar al consumidor que con esta modificación se pretende conquistar nuevos clientes, presentando la marca “allá donde nadie la conoce”, asociando Ambar a una imagen de producto de alta calidad que aúna tradición e innovación.

Ambar incorpora un nuevo diseño y etiqueta nueva para el seguidor de toda la vida, pero se convierte en una cerveza nueva para muchos.

Esta acción de comunicación, que cuenta con diferentes soportes de publicidad exterior, prensa y digital, tiene un ámbito más local, pues se dirige a los consumidores habituales.

Haciendo cerveza

Tras el cambio de imagen, la empresa cervecera ha estrenado Haciendo Cerveza, una serie basada en hechos y personajes reales, con la que la marca se estrena en el panorama publicitario nacional, eligiendo un formato poco convencional, pero muy eficaz para alcanzar posicionamientos de prestigio, siempre y cuando la serie despierte el interés de la audiencia.

Se trata de la primera serie española sobre el oficio cervecero. Consta de ocho capítulos en su primera temporada y cuenta con un conocido elenco de actores que dan vida a los trabajadores de Cervezas Ambar, como José Coronado, Enrique Villén, Txema Ruiz, Cristina de Inza, Esperanza Pedreño, Enrique Ruiz, David García o Hugo Alejo. Como anécdota, los actores tuvieron la oportunidad de convivir con los trabajadores de Ambar a los que interpretan y cuyos nombres reales mantienen en la ficción.

Se rodó en las instalaciones de la histórica fábrica de Cervezas Ambar, ubicada en el barrio zaragozano de San José, que constituye una auténtica joya de la historia de la cervecería española y, a su vez, el último resquicio del patrimonio industrial de la ciudad aragonesa.

La serie refleja el día a día de la fábrica en las distintas fases de la elaboración de la cerveza, dando protagonismo desde el maestro cervecero hasta el responsable de marketing, reflejando la obsesión que tienen por experimentar y descubrir nuevas cervezas, e incluso recreando la curiosa relación entre algunos de los trabajadores. El uso del humor cotidiano, salpicado de  anécdotas basadas en situaciones reales, sirve de hilo conductor de la trama cervecera que se alojará por completo en la web www.ambar.com/haciendocerveza.

Ideada por la agencia Mr. John Sample, realizada por la productora Tesauro, la serie ha sido dirigida por el director Félix Fernández de Castro y ha contado con la colaboración del reconocido Javier Olivares (El Ministerio del Tiempo) en el desarrollo de los guiones. La cabecera es obra de User T38 y la música original ha sido creada en exclusiva para la serie por Le Crem.

La campaña, que tiene un fuerte componente digital, cuenta con más de media hora de material audiovisual; ocho capítulos de entre dos y tres minutos y seis piezas “making of”. Además la campaña contará con cuatro spots de 20” para televisión y 10 piezas de 10” para redes sociales.

Cabe destacar también los potentes visuales, con un carácter fabril muy marcado y la fotografía en blanco y negro de Papo Waisman que se utilizarán en revistas y publicidad exterior de distintos formatos.

En palabras de Enrique Torguet, director de marketing de Cervezas Ambar, La campaña tiene mucho de verdad. Nosotros no hacemos cerveza, somos cerveceros. Vivimos nuestro oficio y necesitábamos encontrar una forma de transmitir la pasión con la que hacemos los productos en los que creemos”.

Con esa pasión en el trabajo bien hecho y con un producto que ha sido profeta en la tierra que le vio nacer, Cervezas Ambar se lanza al desafío de seducir a nuevos amantes de la cerveza de calidad.

Brindemos por su merecido éxito!!!

Diferenciarse como marca y trasladar una ventaja diferencial a través de la comunicación es uno de los principales retos de marketing de cualquier empresa. Por ello, los cuadros directivos de las organizaciones se devanan los sesos para poner en valor alguna característica superior de los productos que fabrican, una innovación que se ha desarrollado o la capacidad para prestar un servicio como nunca antes se había realizado en el sector. No es fácil ser diferente ni ser superior a los competidores.

Pero de repente, llega la agencia M&C Saatchi y se saca de la manga un mensaje que contrasta con esa idea, pero que impacta de lleno en el subconsciente de sus destinatarios para rescatar un recuerdo que todos tenemos muy interiorizado… ¿quién no ha recibido algún regalo envuelto en papel de El Corte Inglés?

Mientras observamos el paquete, perfectamente envuelto, y durante un instante interminable, un montón de emociones nos invaden, afecto, ilusión, curiosidad… En pocos segundos nuestro cerebro recibe impactos cargados de emociones que se asocian a la marca que envuelve nuestro regalo. Ese momento, que pasa inadvertido para nuestra razón se convierte en un evento de marketing muy poderoso que redunda de una forma muy beneficiosa sobre la percepción que nuestro subconsciente va formando en torno a la marca El Corte Inglés.

Y si impactante es la imagen en la persona que recibe el regalo, también lo es en la persona que lo realiza, que observa con emoción en momento en el que se está envolviendo el regalo y espera durante horas o días a poder entregarlo pudiendo acceder tan sólo a una imagen… el envoltorio de aquel obsequio que despertará la ilusión y cumplirá los sueños de un ser querido.

El código creativo rescata del olvido y de la basura a ese gran protagonista de cualquier regalo, el papel de regalo, convirtiéndolo en un icono de la Navidad, y asociándolo a la idea de que dentro del papel de regalo de El Corte Inglés hay, además de un obsequio, sueños, misterio, magia, sorpresa, ilusión, amor y mucha felicidad.

La campaña, que lleva por título “Fábrica de papel”, consta de un spot televisivo en versiones de 60, 30 y 20 segundos, gráficas, cuñas de radio, exterior (digital y papel), internet y contenidos para social media.

La historia del spot, producido por Grayskull y dirigido por Los Pérez, se desarrolla en la fábrica de papel de El Corte Inglés, en la que se produce el emblemático envoltorio y se prepara cada regalo con especial esmero y dedicación. La voz en off del narrador da especial relevancia al momento en el que se envuelven las emociones que despiertan los regalos en quienes los reciben, algo que hace muy bien El Corte Inglés, pues “llevamos 75 años haciendo este papel”, “el papel de la Navidad”, para concluir la alocución con un claim que consolida la idea de que el papel de regalo de El Corte Inglés es un auténtico icono de la Navidad: “Llevamos dentro la Navidad”.

El copy narra, a modo de cuento navideño, una historia que comenzó hace 75 años para fabricar momentos mágicos:

“La historia que os voy a contar ocurre todas las navidades desde hace mucho, mucho tiempo.

Es la historia de una fábrica un poco especial. Aquí se hace el papel de la Navidad.

Cualquier puede pensar que el papel de regalo se utiliza simplemente para envolver regalos, pero hay mucho más.

¿Alguna vez has pensado como se envuelve una ilusión?¿Cómo se crea el misterio?, ¿la sorpresa?

Cada vez que estas máquinas se encienden empieza la Navidad.

Mira, éste es un momento mágico.

¿Cómo hacer un papel que contenga la felicidad de un niño? ¿Cómo hacer que se rompa manteniendo la emoción en su punto justo?

Llevamos 75 años haciendo este papel. Así que recuerda, cuando veas un paquete envuelto en él, seguro que lleva dentro mucho más que un regalo.

Llevamos dentro la Navidad. El Corte Inglés”

El jingle que ambienta el spot es el tema Happy ending (Final feliz), interpretado por el compositor estadounidense Danny Elfman.

Con esta campaña, El Corte Inglés ha conseguido que recibir o entregar un regalo sea una experiencia todavía más satisfactoria si dicho obsequio viene envuelto en cualquiera de sus dos versiones de papel, verde o rojo; y además, refuerza su imagen como lugar de referencia para realizar las compras navideñas… y durante el resto del año.

La compañía que preside Dimas Gimeno alcanzó durante el último ejercicio fiscal una facturación de 15.219 millones de euros, un 4,3% más que el ejercicio anterior, lo que la sitúa, por noveno año consecutivo como la primera cadena europea en ingresos y la cuarta del mundo. Este dato, sin duda, da una idea muy clara de la cantidad de ilusiones que se envuelven cada año con la producción procedente de la peculiar “fábrica de papel” de El Corte Inglés.

FICHA TÉCNICA DE CAMPAÑA:
Título: “Fábrica de papel”
Agencia: M&C Saatchi
Anunciante: El Corte Inglés
Sector: Retail
Producto: Navidad 2016
Marca: El Corte Inglés
Contacto del cliente: Javier Aguado, María Coronado
Dirección producción del cliente: Javier Rayon
Producer cliente: Julio Conejero
Director Creativo Ejecutivo: Andrés Martínez
Directores Creativos: José Izaguirre, Félix Carral
Director de Servicios al cliente: Cristina Montero
Ejecutivos: Manuel Fernández, Sandra Tranche
Directora de Producción: Ana Leiva
Productora: GRAYSKULL
Productor ejecutivo: Dani Monedero
Realizador: Los Pérez
Post-producción: Miopia
Música: Happy Ending /Danny Elfman /Silver Linings Playbook
Piezas: 60”, 30” Y 20” Spot, gráficas, cuñas, exterior digital, exterior papel, internet y social media.

El partido que están jugando todas las entidades organizadoras de sorteos, concursos y apuestas se está saldando con una severa derrota a uno de los juegos de azar más populares de nuestro país, la Quiniela, que desde 1948 ha permitido a los apostantes pronosticar mediante el sencillo sistema del 1X2 los resultados de la Liga de fútbol.

La dispersión de los horarios de los partidos, que van desde el viernes hasta el lunes y la llegada de nuevos juegos de azar, casas de apuestas y casinos online han provocado que la recaudación gestionada por Loterías y Apuestas del Estado a través de la Quiniela haya descendido dramáticamente.