Entornos colaborativos: valor, eficiencia y productividad

11 noviembre 2011

Las principales compañías del sector de Electrodomésticos y Electrónica de Consumo que operan en España se han coordinado para utilizar AecocMedia, un catálogo centralizado que permite intercambiar de manera eficiente todo tipo de archivos multimedia entre fabricantes y distribuidores para aplicarlas en folletos promocionales, cartelería, animación del punto de venta o tiendas on-line.

Esta potente herramienta ha sido desarrollada por AECOC, la Asociación de Fabricantes y Distribuidores, y ha contado con el soporte y participación de fabricantes y detallistas a través de diferentes grupos de trabajo, por lo que la solución aportada responde a las necesidades y expectativas del sector.

Alcampo, Carrefour, El Corte Inglés, Eroski, Euronics, FNAC y Media Markt son las primeras empresas de la distribución que han suscrito un compromiso a través del cual se comprometen a cooperar en la utilización de esta herramienta, en la que los principales fabricantes ya están publicando sus productos.

Este servicio tiene una dilatada trayectoria en el sector de Gran Consumo, donde más de 180 fabricantes y 650 detallistas la utilizan.

AecocMedia es una solución que aporta grandes ventajas a los operadores sectoriales que la utilizan como homogeneizar y alinear criterios sectoriales respecto a productos, imágenes, características, iconos informativos y cualidades destacadas, fiabilidad de contenidos, optimización de costes y, en consecuencia, incrementa la eficiencia en la cadena de suministro

Este servicio se suma a otras fórmulas puestas en marcha por AECOC dirigidas a mejorar la eficiencia en las relaciones entre agentes participantes en la cadena de valor, con el consecuente ahorro de costes innecesarios. Entre ellas, el intercambio electrónico de documentos (EDI), que ya ha alcanzado las 7.000 compañías facturando electrónicamente según los estándares de AECOC, o AecocData, que facilita el intercambio de información concreta sobre los productos.

Este es un claro ejemplo de las numerosas ventajas que proporciona comprender la cadena de suministro sectorial como una oportunidad para tejer una red de valor a través de la cooperación entre los diferentes agentes.

Una cadena de suministro eficiente favorece la competitividad y la productividad

Por definición, la Cadena de Suministro o Supply Chain engloba el conjunto de procesos y actividades, así como los flujos de productos, servicios e información que se establecen entre las diferentes empresas que componen un sector, desde el origen hasta el destinatario final.

La gestión de la Cadena de Suministro tiene como objetivos añadir valor al cliente final y elevar la eficiencia y la productividad de un sector.

Para lograrlo, todos los agentes que componen la Cadena de Suministro de un sector, deben conocer qué eslabón representan en dicha cadena, es decir, cuál es su posición real y qué rol quieren desempeñar. Un estudio pormenorizado de la situación de una empresa respecto al resto de operadores sectoriales puede proporcionarle las claves para proyectar sus estrategias a futuro con mayor eficacia.

Cada sector debe trabajar en aquellos aspectos que resultan de vital importancia para las empresas que lo componen, como por ejemplo logística global, outsourcing, RFID, seguridad, innovaciones tecnológicas aplicadas a la gestión, logística inversa, gestión de stocks o transporte.

Cooperación sectorial

Si todos los componentes de un sector determinado, o una selección de las empresas que lideran cada eslabón, son capaces de establecer unas reglas de juego basadas en la cooperación, se pueden obtener un conjunto de mejoras que beneficien al colectivo y, especialmente, al consumidor final.

Cuando se formaliza ese marco de colaboración, todos los participantes deben consensuar unos objetivos prioritarios de actuación que persigan el bien común y, a continuación, deben alinear sus respectivas estrategias en cada una de las diferentes áreas funcionales con el fin de alcanzarlos.

Llegados a ese punto, algunos de los objetivos que pueden plantearse son:

  • mejorar el servicio al cliente y satisfacer sus expectativas
  • detectar y, posteriormente, eliminar o reducir las ineficiencias en las operaciones entre las diferentes empresas, favoreciendo así la reducción de costes y la optimización de los recursos necesarios para operar.
  • estudiar operativas para reducir los tiempos de ciclo (almacenaje, distribución física, plazos de entrega…)
  • mejorar la relación entre los diferentes operadores
  • implantar sistemas de trazabilidad de los flujos de suministro y de los productos
  • realizar recomendaciones y elaborar guías de actuación para optimizar los procesos logísticos y la gestión de los flujos de productos, servicios e información,
  • compartir información estandarizada y flexible en tiempo real
  • realizar previsiones de demanda y poner en marcha programas conjuntos para estimularla y sincronizarla con la producción.
  • mejorar la comercialización de productos y servicios en un sector
  • reducir el impacto de la logística inversa o gestión de las devoluciones.

Pensar en términos de cadena de suministro implica participar en foros de trabajo, generar estándares, definir modelos de buenas prácticas sectoriales, gestionar el conocimiento a través de programas formativos, favorecer el intercambio de información, impulsar acciones coordinadas entre fabricantes y distribuidores, adoptar herramientas de back office comunes que aporten ventaja operativa, diseñar un mecanismo para la prevención, gestión y resolución de posibles conflictos, establecer indicadores de medición y monitorizar los resultados.

Los pasos a seguir para poner en marcha un proyecto de cooperación sectorial que trabaje para optimizar la gestión de la cadena de suministro son los siguientes:

  1. Conocer la configuración de un sector, es decir, cuántos operadores existen, dónde están, de qué infraestructuras disponen, cuál es su cuota de mercado, su trayectoria pasada y sus proyectos de futuro.
  2. Evaluar la compatibilidad entre las empresas que en él operan, previendo posibles conflictos, o resistencias a la cooperación sectorial.
  3. Identificar a las organizaciones y personas que actúan como líderes de opinión, bien sean formales o espontáneos, e implicarlos en el proyecto colaborativo.
  4. Reunir a los representantes destacados del sector
  5. Articular las expectativas de los integrantes en un marco de confianza y diálogo
  6. Definir campos de actuación preferentes y cuestiones prioritarias
  7. Asignar recursos o buscar alguna fórmula para autofinanciar los proyectos que se desarrollen.
  8. Fijar objetivos para los proyectos que se estimen prioritarios.
  9. Crear equipos de trabajo y asignarles tareas concretas y plazos de consecución.
  10. Establecer los criterios de medición de los resultados y definir los indicadores que permitirán realizar el seguimiento de los logros obtenidos.

La colaboración ente empresas va a ser un factor crítico en muchos sectores en los próximos años. Es más, ese entorno colaborativo se hará extensible a empresas de sectores distintos.

La adopción de AecocMedia como herramienta colaborativa en el sector de Electrodomésticos y Electrónica de Consumo es tan solo un comienzo. Compartir información estandarizada de producto y mercado, el etiquetado normalizado, el almacenaje eficiente o el transporte agrupado son áreas en las que también están colaborando muchos fabricantes y distribuidores de diferentes sectores.

Con cerca de 25.000 empresas asociadas, AECOC es una de las mayores asociaciones empresariales del país y la única organización en la que la industria y la distribución de todos los tamaños y distintos sectores aúnan esfuerzos para aportar más valor al consumidor.

AECOC trabaja para acercar a las empresas estándares tecnológicos, prácticas de gestión, así como conocimiento y formación en diferentes áreas y sectores de actividad que les ayuden a ser más eficientes y competitivas.

4 comentarios

  • 6 años ago

    Estimado Javier:

    Ya lo comenté el otro día en la reunión con proveedores; la eficiancia a través de la colaboración debe ser la alternativa a la continua reducción de precios y márgenes y la vía para para poder incrementar la inversión en I+D+i con los ahorros que dicha eficiencia genera.

    La mayoría de empresas ven más atractivo focalizarse en las ventas que en temas operativos que resultan mucho menos sexis y atractivos. No obstante, también es posible ser más eficiente en esta materia (las ventas) a través de la colaboración entre fabricantes y distribuidores. De hecho, AECOCmedia pretende precisamente eso; fomentar la eficiencia operacional y la colaboración entre agentes para que éstos puedan abordar, a partir del uso de esta herramienta, otros proyectos que hagan incrementar y satisfacer mejor la demanda.

    En todo caso, este sector no se podrá seguir permitiendo tantas ineficiencias durante mucho tiempo sin pagar caras las consecuencias y menos en un momento en el que las ventas siguen sufriendo una continua caída generalizada.

    Un abrazo!!

  • 6 años ago

    Voy a ser duro. Voy a ser constructivo.
    El sector del retail, y si me apuráis el resto también, está lleno de buenas ideas y conceptos fantásticos: innovación, servicio, orientación al cliente, eficiencia, cooperación, talento, creatividad… podría seguir hasta aburrir.
    Conceptos que desgraciadamente se quedan ahí y no llegan a tomar nunca forma. Palabras que sirven para llenarse la boca; para ofrecer una imagen muy “guais”; para no decir nada y aparentar todo.
    ¿Cuántos proyectos no habéis escuchado, en larguísimas reuniones naturalmente, en los que no aparezcan los conceptos de innovación o talento? ¿En cuántas conferencias, talleres formativos o charlas informales no habéis debatido sobre la cooperación entre empresas?
    La experiencia de cada uno es eso… la experiencia de cada uno. La mía me dice que en tiempos difíciles no se analiza bien, sólo se trabaja a corto plazo y los resultados son el único indicador válido. La inversión se ve como gasto; el talento o la creatividad como un riesgo; el coste y el precio es más importante que el valor.
    Carlos; no estoy del todo de acuerdo en que se ha focalizado más en la venta que en la operatividad. Yo diría que se ha avanzado mucho más en materia logística y gestión de compras que precisamente en gestión del punto de venta. Y un ejemplo: hoy mismo puedes saber perfectamente en que punto del planeta se encuentra un envío, su trazabilidad, quien ha manipulado (con perdón) el paquete, a qué hora estará en tu centro… Decidme quien sabe exactamente cuanto stock tiene de un producto en la tienda o si la cantidad recepcionada está adecuada al espacio en el lineal.
    Se que me he ido del tema… o quizá no tanto como parece.

    • 6 años ago

      Totalmente de acuerdo Francesc. Valiente y clarificador. En mi opinión, estamos cerca del cambio, aunque para muchos será doloroso.
      ¿no podemos, no sabemos o no queremos entrar en la nueva Galaxia?

  • 6 años ago

    Yo creo que toda solución que genere elementos de standarización y transparencia a los usuarios es un avance para cualquier sector.
    En el primer caso se minimizan costes y en el segundo se incremnetan ventas potenciales ya que se mejora la calidad de la información al usuario final.
    Si me pongo en la piel de consumidora ¿qué nivel de información es la que preciso o quiero saber?
    Si me pongo en la piel de técnico,experto, la comuniciacón e información será otra y el leguaje por tanto diferente.
    Al final lo que verdaderamente importa es que el emisor conecte con el receptor y por experiencia propia como consumidorA, en la actual situación lo que vedaderamente importa es el precio y diseño despues la tecnologia con sus continuos avances dificiles de asimilar.
    Yo creo que un mapa de ruta del consumidor para conocerle mejor y focalizar su atención y recepción sería muy positivo . y no es lo mismo un consumidor andaluz , que uno valenciano, de aragón, canario, de otro pais etc… Al final lo que necesitamos saber son ellos, los consumidores los que nos lo van a decir …
    El perfil del consumidor es muy determinante para la argumentación de vetas y su ejecución.

Dejar un comentario

Artículos relacionados