Estamos de moda

10 enero 2013

El Corte Inglés acaba de integrarse, con fecha 1 de enero, en la Central de Compras europea AMS Sourcing. Con esta incorporación, AMS asocia 14 cadenas de distribución detallista con cobertura de 12.000 establecimientos en 28 países y una facturación conjunta de 130.000 millones de euros.

Fundada en 1988, AMS Sourcing tiene su sede en Amsterdam. Su misión consiste en favorecer sinergias entre sus miembros y obtener para sus miembros las mejores condiciones de compra en productos de alimentación y no alimentación.

El resto de socios que integran dicha Central de Compras internacional junto a El Corte Inglés son: Ahold (Holanda), Booker (Reino Unido), Dansk Supermarked Gruppen (Dinamarca), Delhaize (Belgica), Elomas (Grecia), Esselunga (Italia), Hagar (Islandia), ICA (Suecia), Jerónimo Martins (Portugal), Kesko (Finlandia), Migros (Suiza), Morrisons (Reino Unido) y Système-U (Francia).

Con esta alianza, El Corte Inglés, primer grupo de distribución de España y 40 del mundo, realiza un movimiento estratégico muy interesante, dado que, a pesar de facturar más de 16.000 millones de euros, su volúmenes insuficiente para garantizar su competitividad y su cobertura geográfica se está convirtiendo en una fuerte limitación para afrontar el severo descenso de consumo del mercado español y la continua reducción de precios y márgenes. El Corte Inglés opera casi exclusivamente en España y tiene una escasa representación en el mercado portugués con dos centros en Lisboa y Oporto. Al no operar en otros mercados, la empresa que preside Isidoro Álvarez, está obligada a mejorar sus resultados para competir en igualdad de condiciones con multinacionales que pueden equilibrar sus pérdidas en el mercado español con los beneficios que obtienen en mercados más prósperos y dinámicos que no se están viendo afectados por la crisis.

Al integrarse en AMS Sourcing, El Corte Inglés espera beneficiarse de las economías de escala generadas por el grupo internacional y mejorar las condiciones de compra a sus proveedores para poder ofrecer a los clientes precios más competitivos.

Pero aunque para muchas personas, la decisión de El Corte Inglés se ha entendido como un movimiento estratégico innovador, las Centrales de Compra llevan varias décadas desarrollándose con éxito en España y en Europa, siendo un modelo de negocio que resiste mucho mejor que otros formatos las situaciones de crisis como la actual.

Según datos de la Asociación Nacional de Centrales de Compra (ANCECO), en España existen cerca de 400 Centrales de Compra que operan en 37 sectores distintos. El colectivo agrupa más de 30.000 pymes que facturan aproximadamente 35.000 millones de euros y dan empleo a más de 150.000 personas. Representan el 7% del PIB español. Algunas de estas organizaciones están integradas desde hace años en Centrales de Compra internacionales. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Alimentación: Euromadi, IFA Española, Central de Negocis de Flequers i Pastissers
  • Centros de descanso: Dormimos
  • Construcción: BigMat, Grup Gamma, Grupo BdB
  • Fontanería y climatización: Cealco, Avalco, Climaine, Asofrío 2002, Distribución de frío HDF, Almagrupo, Finisterre Central
  • Deportes: Intersport, Base
  • Electrodomésticos: Euronics, Milar, Tien 21, Confort, Expert, Activa, Segesa
  • Equipamiento de hostelería: Hotelshop, Grupo Crisol
  • Farmacia: Ecoceutics
  • Ferretería: Cadena 88, Cecofersa, Cifec, Coferdroza
  • Floristería y jardinería: Jardinarium
  • Hostelería y restauración: Comergrup, Grunadis
  • Informática: Grupo NCS
  • Juguetes: Toy Planet, Juguettos, JAC
  • Muebles: Kibuc, Homedesign, Mac Mobles, Europa Muebles
  • Óptica: Natural Optics
  • Papelería: Sett Grup Office, Ofiexperts, Serviempresa, Grupo ACCS
  • Perfumería: Gestora de Perfumería y Droguería, Perfumerías Passion Beauté
  • Pintura: Anadeco, Zenkodkor, Decomar, Pyma
  • Piscinas y tratamiento de agua: Distripool
  • Química: Compañía General de Compras Químicas (CCQ), Disertus
  • Suministros industriales: Grupo Corona España, ÁticaRedex
  • Transportes: Transinter, My Grupp
  • Veterinaria: Petuky, Veteralia

Este extraordinario tejido empresarial lleva muchos años fundamentando su éxito en la cooperación entre empresas para ahorrar costes, optimizar procesos e incrementar su eficacia comercial. Por eso, sorprende que, en plena crisis, diferentes miembros del Gobierno, entre los que se encuentran Soraya Sáenz de Santamaría, Cristóbal Montoro o el propio presidente, Mariano Rajoy, anuncien reiteradamente desde hace meses que tienen la intención de crear Centrales de Compras para la Administración, con el objetivo de ahorrar costes en la adquisición de suministros al agrupar las compras en pedidos de mayor volumen, además de controlar sus gastos.

En este sentido, parece que desde el Ministerio de Sanidad se va a impulsar de forma inmediata una Central de Compras para centralizar la adquisición de medicamentos y aparatos sanitarios. Pero ya se está pensando en este mismo formato para otros Ministerios y Administraciones Públicas, que permitirían ahorrar en la adquisición de uniformes, vehículos, equipos informáticos, software, material de oficina, armamento, alimentos, servicios de transporte, mobiliario, servicios de mantenimiento, servicios de restauración y catering, etc…

A través de las Centrales de Compra el Gobierno espera mejorar su capacidad de negociación para obtener importantes reducciones en los costes de bienes y servicios, lo que indirectamente permitirá reducir progresivamente la deuda acumulada por Ayuntamientos, Comunidades Autónomas y Ministerios.

Por esta vía, se pueden obtener ahorros del 20 ó 30%. Por ese motivo, las Centrales de Compra representan una alternativa de optimización de los recursos y mecanismos internos del Estado frente a la política de recortes generalizados que está asfixiando a familias, empresas e instituciones.

Llegados a este punto, me atrevo a recomendar al Gobierno que analice detenidamente el modelo de negocio de las Centrales de Compra y busque urgentemente asesoramiento e inspiración en instituciones experimentadas como la Asociación Nacional de Centrales de Compra (ANCECO) o en los cientos de Centrales de Compra de iniciativa privada que operan con éxito en nuestro país. Si se crean Centrales de Compra con un enfoque equivocado pueden originarse ineficiencias, errores y despilfarros que agudicen el fracaso del sistema público.

En cualquier caso, bien sea para incrementar la competitividad, como el caso de El Corte Inglés, o para reducir costes, como el caso de la Administración Pública, quienes creemos en la cooperación y el asociacionismo estamos de enhorabuena porque es un momento de grandes oportunidades para el modelo de las Centrales de Compra y, además, estamos de moda.

1 comentario

  • luis manuel nuñez arcos
    6 años ago

    Buenos dias:

    Como siempre exelente dato el que nos traes, para asi reflexionar todos de los modelos de gestion existentes y que como siempre se ha dicho:
    “solo no puedes, con amigos si”, centrales.Cuanto mas agrupados y mas comprometidos estemos todos con nuestras centrales mas fuerzas con los proveedores tendremos.
    un abrazo y feliz año.
    Luis Manuel Nuñez

Dejar un comentario

Artículos relacionados