Etiqueta

electrodomésticos

El próximo 22 de mayo se celebrará en Madrid la 4ª edición del Seminario Electro de AECOC, un punto de encuentro que se está consolidando como un foro de referencia del sector del electrodoméstico y la electrónica de consumo.

AECOC es la Asociación de Fabricantes y Distribuidores, ya que es la única asociación que reúne a fabricantes y distribuidores de diferentes tamaños y sectores profesionales. Cuenta con más de 25.000 empresas asociadas, que en conjunto facturan más de 180.000 millones de euros, lo que la convierte en una de las mayores agrupaciones empresariales del país.

Tras el éxito obtenido en ediciones anteriores, en esta ocasión, el reto de los organizadores del IV Seminario Electro se centra en descubrir nuevas tendencias, estrategias y fomentar cambios que contribuyan a mejorar los resultados de las empresas que operan en el sector y a hacer crecer el mercado. El lema escogido en esta ocasión es “Reinventando el mercado para crear valor”.

Sería fantástico disponer del tiempo a nuestro antojo y podernos desplazar a otras épocas para revivir los pasajes más importantes de la historia en primera persona, o simplemente para descubrir qué nos deparará el futuro.

Pero, a falta de inventos de ficción, no nos queda más remedio que hacer uso de la experiencia y la imaginación para dibujar el escenario futuro de muchos sectores, especialmente el del sector de la electrónica de consumo y los electrodomésticos, una vez haya pasado la crisis y concluya el profundo proceso de transformación en el que se encuentra inmerso.

No es necesario que lancemos nuestra mirada muy lejos. Basta observar cómo está evolucionando el mercado para intuir qué ocurrirá en los próximos dos o tres años y cuáles serán las principales consecuencias.

El principal fenómeno que está actuando como motor del cambio es el importante decrecimiento de las ventas que está dejando al descubierto una desmesurada saturación de la oferta, tanto en número de marcas como de distribuidores. Los crecimientos del pasado fueron una oportunidad para nuevos entrantes, lo que originó un entorno competitivo con excesivos actores y con escasa diferenciación competitiva.

Recientemente hemos presentado la nueva campaña de publicidad de Euronics España que, con el lema “A lo grande!”, tiene como objetivo principal reforzar, en la mente del consumidor, el posicionamiento de Euronics como la mayor cadena de electrodomésticos de Europa.

Para lograrlo, hemos definido unos mensajes basados en la amplia presencia de la marca Euronics en el continente europeo (“Presentes en 28 países”), la extensa red de puntos de venta (“Más de 12.000 establecimientos en toda Europa”), la inmensa superficie de ventas que alberga un completo surtido de las marcas y productos más demandados (“Más de 3 millones de m2 para encontrar lo que buscas”) y el inmejorable equipo humano que trabaja al servicio de los clientes de la cadena (“Más de 50.000 profesionales para atenderte”).

Para enfatizar la internacionalización de la marca, la campaña se desarrolla en cuatro conocidos escenarios, Londres (Big Ben), París (Torre Eiffel), Roma (Coliseo) y Berlín (Puerta de Brandeburgo). Cabe la posibilidad de utilizar en acciones locales algunos monumentos identificativos de ciudades españolas, siguiendo los mismos criterios estéticos y creativos.

Materiales de comunicación

La campaña consta de diversos elementos de comunicación adaptables para prensa, radio, exterior, folletos promocionales, así como materiales de PLV para ambientar el punto de venta, tanto exterior como interiormente.

Para la difusión en internet de la campaña A lo grande!, hemos creado un website , así como un interstitial y un banner que serán utilizados en diferentes medios digitales.

Herramientas de difusión interna

Para difundir la campaña entre todos los puntos de venta asociados hemos preparado un Manual de comunicación publicitaria, en el que se exponen la estrategia, las normas de uso de la campaña y las diferentes opciones publicitarias.

Así mismo, hemos habilitado en la intranet corporativa del grupo un minisite, en el que se pueden encontrar todos los materiales de comunicación con las correspondientes indicaciones para personalizarlos y utilizarlos en las acciones publicitarias de ámbito regional y local.

Con esta campaña esperamos difundir los beneficios diferenciales de Euronics, incrementar el reconocimiento de marca, añadiendo valor a la misma y establecer un eje de comunicación común para todos sus establecimientos.

En anteriores artículos he abordado la planificación de la incorporación de nuevos empleados a las empresas, bien sea desde la óptica del empleado (Tu primer día), o bien desde la perspectiva de la empresa (Bienvenidos).

El primer artículo ponía el acento en una serie de recomendaciones dirigidas al nuevo empleado que configuraban lo que podría denominarse Plan de autointegración. El segundo artículo enfatizaba en el Plan de acogida que toda empresa debería desarrollar para facilitar la incorporación, sociabilización y el seguimiento de sus nuevos empleados.

En ambos casos, el objetivo es común, conseguir que el “aterrizaje” de los nuevos se realice suavemente y sin traumas.

Si realmente se pretende poner en valor el proceso de acogida de nuevos trabajadores, la Dirección de Recursos Humanos o el responsable de personal, dependiendo del tamaño de cada empresa, debe disponer de un documento que resuma los objetivos y la metodología de la empresa para propiciar la integración, la formación, el desarrollo, la gestión del talento y la correcta transmisión los valores corporativos de la organización.

Dicho documento es el Manual de Acogida.

El Manual de Acogida

El Manual de Acogida debe dar respuesta a todas las etapas del Plan de Acogida, integrando las políticas y procesos de incorporación de nuevos empleados, así como incluir una serie de herramientas útiles para el Responsable de Recursos Humanos y para los propios empleados.

Es un documento de uso interno que va dirigido a los responsables de la empresa, Consejo de Administración, Dirección General y equipo directivo.

Representa la materialización del Plan de Acogida, convirtiéndolo en un compromiso real de la Dirección con sus trabajadores que permanece en el tiempo como una parte más de la cultura corporativa de la organización. Todas las empresas deberían redactar su Manual de Acogida.