Etiqueta

electrónica de consumo

El próximo 22 de mayo se celebrará en Madrid la 4ª edición del Seminario Electro de AECOC, un punto de encuentro que se está consolidando como un foro de referencia del sector del electrodoméstico y la electrónica de consumo.

AECOC es la Asociación de Fabricantes y Distribuidores, ya que es la única asociación que reúne a fabricantes y distribuidores de diferentes tamaños y sectores profesionales. Cuenta con más de 25.000 empresas asociadas, que en conjunto facturan más de 180.000 millones de euros, lo que la convierte en una de las mayores agrupaciones empresariales del país.

Tras el éxito obtenido en ediciones anteriores, en esta ocasión, el reto de los organizadores del IV Seminario Electro se centra en descubrir nuevas tendencias, estrategias y fomentar cambios que contribuyan a mejorar los resultados de las empresas que operan en el sector y a hacer crecer el mercado. El lema escogido en esta ocasión es “Reinventando el mercado para crear valor”.

Sería fantástico disponer del tiempo a nuestro antojo y podernos desplazar a otras épocas para revivir los pasajes más importantes de la historia en primera persona, o simplemente para descubrir qué nos deparará el futuro.

Pero, a falta de inventos de ficción, no nos queda más remedio que hacer uso de la experiencia y la imaginación para dibujar el escenario futuro de muchos sectores, especialmente el del sector de la electrónica de consumo y los electrodomésticos, una vez haya pasado la crisis y concluya el profundo proceso de transformación en el que se encuentra inmerso.

No es necesario que lancemos nuestra mirada muy lejos. Basta observar cómo está evolucionando el mercado para intuir qué ocurrirá en los próximos dos o tres años y cuáles serán las principales consecuencias.

El principal fenómeno que está actuando como motor del cambio es el importante decrecimiento de las ventas que está dejando al descubierto una desmesurada saturación de la oferta, tanto en número de marcas como de distribuidores. Los crecimientos del pasado fueron una oportunidad para nuevos entrantes, lo que originó un entorno competitivo con excesivos actores y con escasa diferenciación competitiva.